Las barreras de las redes sociales corporativas

Las barreras de las redes sociales corporativas

Según se desprende de un estudio realizado por la consultora Ipsos para Microsoft, aunque el 45% de los trabajadores españoles considera que haría mejor su trabajo si en sus empresas apostaran por el uso de las herramientas sociales, un 42% indica que sus equipos directivos subestiman el valor de estas plataformas. Entre las principales reticencias que los trabajadores perciben de sus empresas a la hora de utilizar herramientas sociales se encuentran la seguridad (65%) y el miedo a la pérdida de productividad de sus empleados (58%). De hecho, en España uno de cada cinco trabajadores asegura que no puede hacer uso libremente de las herramientas sociales en su puesto de trabajo, pues su empresa las mantiene bloqueadas, sobre todo las redes sociales externas y las herramientas de microblogging.

¿Qué es lo que frena entonces a los empresarios?

Los principales frenos son el cambio cultural que traerán consigo a la hora de trabajar, y en definitiva el miedo a la inseguridad de la información corporativa que se comparte y a que se utilicen de forma inadecuada, mermando la productividad de los empleados.

Estamos frente a una nueva etapa de profundos cambios sociales, que ponen en tela de juicio la mentalidad y el funcionamiento tradicional de las organizaciones.

Aquellas organizaciones que no se suban al carro de la innovación y evolucionen, no podrán competir en igualdad de condiciones en un mercado cada vez más globalizado y competitivo, olvidando que aquel que no avanza ya no se queda donde está, sino que retrocede sin darse cuenta.

Aquellas que por el contrario apuesten por las redes sociales corporativas y sus beneficios tendrán que enfrentarse a las barreras que supone su implantación, siguiendo las siguientes buenas prácticas:

Una red social corporativa requiere un cambio cultural, tiempo y esfuerzo, además de un compromiso decidido por parte de la dirección de la organización, quién debe actuar como máxima promotora del proceso de implantación y quién debe gestionar la motivación capaz de garantizar la continuidad del proyecto.

Hay que identificar, seleccionar e implicar a líderes que dinamicen la red social corporativa y que identifiquen nuevas oportunidades de uso. No se puede implantar una red social corporativa y esperar que todo ocurra espontáneamente.

Hay que establecer objetivos y diseñar los requisitos técnicos y de seguridad necesarios para personalizar la plataforma, implementando las funcionalidades necesarias para la consecución de los mismos.

Hay que comprometer a todos los empleados de la organización en su uso. Es necesaria una correcta comunicación y formación conforme a unos criterios de buenas prácticas y de buen uso de la plataforma y sus contenidos.

Testea, despliega, consolida y mide de forma continua la consecución de los objetivos.

 

¿Estás listo para las redes sociales corporativas?

 

 

¿Todavía no estás convencido?

 

© Imagen superior publicada por shupakit73 en freedigitalphotos.net bajo licencia estándar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?

Los comentarios de este blog están moderados y no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor del post o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *
Gracias por tu participación.
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *